El Holograma Tierra

Programa 20: Visitantes de Dormitorio “II”

Hemos sobrepasado ya los veinticinco años de investigación del fenómeno denominado Visitantes de Dormitorio y hemos tenido la fortuna de que nuestros investigados nos permitieran seguir sus casos a lo largo de este tiempo.

Siempre insistimos en que estos casos se van dando en familias enteras y que se continúan en el tiempo, hasta el fin de las vidas de sus protagonistas.

Si bien pudimos descubrir muchas facetas de este fenómeno, evidentes en los protagonistas algunas y otras en las que recurrimos a asesores para lograr algún resultado, siempre quedan interrogantes de los relatos de las experiencias a los que no podemos dar una razón precisa.

Una faceta con alto grado de extrañeza es la forma en que los protagonistas testigos de los visitantes los observan entrar o salir de las habitaciones.

Si bien ya tiene una importante extrañeza el hecho de despertar encontrando a los pies de la cama un ser de apariencia no humana, la situación se pone mucho más difícil cuando el testigo observa al visitante envuelto en una luminosidad o fosforescencia y lo ve atravesando ventanas cerradas o paredes, como si éstas no existiesen.

Si el testigo sólo hubiese visto a la figura entrar o salir de su habitación, tal vez nunca lo habría tomado más que como un sueño o una alucinación, por lo que no habría ningún reporte de situación tan extraña en todo el mundo.

Pero el visitante interactúa con el testigo, quien suele sentir sus manos tocando su cuerpo y quemando al tacto, dejando marcas muy precisas en varias zonas, no sólo de su cuerpo sino también de la habitación o de la casa.

El ser acerca su gran cabeza casi tocando la cara del protagonista, puede ver sus grandes ojos hipnóticos, aunque se siente paralizado.

Siente cómo su cuerpo es punzado en zonas como sus caderas sus brazos, sus piernas; o cómo introducen un elemento en su nariz o su vientre.

Luego de la visita, las sábanas de su cama aparecen con manchas de sangre dejando la clara evidencia de que lo que vivió no fue un sueño.

Muchos de nuestros investigados, han podido ver a estos mismos seres durante el día, mientras realizaban alguna tarea doméstica o personal (completamente despiertos y alertas) y han sido sorprendidos por el mismo modo de aparecer y desaparecer, luego de que la criatura pusiera sus manos sobre ellos o tirara objetos en su huida.

El personaje que lo visitó, tantas veces que hasta lo reconoce desde su infancia, es consistente, corpóreo, real.

Lo ve; muchas veces lo escucha en un gutural parloteo sin sentido, las más de las veces, el testigo sabe lo que piensa la criatura; si ésta es tan consistente que se percibe al tacto, cómo es posible que el mismo testigo lo vea entrar o salir de la habitación desapareciendo a través de la materia sólida.

Este resulta ser unos de los temas más difíciles para poder interpretar el fenómeno.

Ningún científico arriesgaría su nombre y carrera en la investigación de algo semejante, lo entendemos.

Pero, nosotros no somos científicos, somos investigadores y muy curiosos, intentando explicarnos a nosotros mismos frente a qué extraños seres con tan extraños comportamientos estamos.
En este caso, cómo manejan la materia.
Por ese motivo, podemos bucear en los conocimientos que nos ofrece nuestra ciencia, a través de las últimas teorías de la Física.

En primer lugar tenemos el problema de no saber quiénes son. Lo que sí parecen saber los testigos y por lo tanto quienes los investigamos es que no son humanos.

Les llamamos “extraterrestres”, pues no presentan la norma de los seres nativos de este planeta.

Por lo tanto se puede inferir que vengan de otros planetas exteriores a nuestro sistema.

A pesar de las trabas que nos pone nuestro conocimiento de la astrofísica, se podrían conjeturar algunas hipótesis teniendo en cuenta los últimos conocimientos y teorías de nuestros científicos.

Muchos investigadores informan que vienen de un planeta situado en el sistema Zeta Retículi.

Quien esto escribe no puede afirmarlo, no he tenido el gusto de conocer en persona a ninguno de estos seres ni he hablado personalmente con ellos.

Los testigos y protagonistas a los que hemos investigado, no cuentan tampoco con tal información, estos personajes no suelen ser muy sociables.

Podrían incluso ser visitantes de otro Universo; en este momento, la Teoría de las Branas y el Multiverso recientemente formulada, lo permitiría.

Por lo tanto no tomaremos el origen de los visitantes como siendo de un planeta en particular.

Sabemos de sobra que existe mucha desinformación en estos temas.

Sólo tomaremos, como siempre lo hemos hecho, lo que los testigos nos relatan.

En primer lugar, quisiéramos refrescar lo que encontramos en el lugar donde han ocurrido estos sucesos.

La habitación donde ocurre la visita presenta campos magnéticos importantes en lugares donde no hay una fuente que pueda producirlos.

Los relojes de la habitación o de las zonas de la casa donde se han visto a las criaturas presentan siempre una diferencia con los del resto de la casa.

Los sitios por los que pasa (alfombras, cortinas etc.) o los objetos que toca la criatura presentan quemaduras.

Las plantas de interior o de exterior se secan inmediatamente.

En los jardines o parques el césped aparece quemado.

Si hay piscina, aparece con faltante importante de agua sin que se adviertan filtraciones.

Los aparatos electrodomésticos se descomponen.

Sumemos a esto la visualización de los testigos del visitante no humano envuelto en una luminosidad fosforescente, atravesando una pared.

Lo que resulta evidente, es que el suceso en sí está siempre acompañado de una gran energía.
Investigación y Estudios realizados por los Investigadores:
Liliana Flotta & Eduardo Grosso / República Argentina.